Archivos Mensuales: febrero 2015

Oliver Sacks. La Luz.

Este hombre tuve la dicha de saber que existia, cuando lo lei hace unos años, tras recibir de un amigo un libro suyo.

‘El hombre que confundió a su mujer con un sombrero’.

Era una delicia de curiosidad científica, la de verdad, la humilde, profunda, humana.

Acabo de leer su carta de despedida:

http://www.nytimes.com/2015/02/19/opinion/oliver-sacks-on-learning-he-has-terminal-cancer.html?_r=1

Su estilo le delata:

“A MONTH ago, I felt that I was in good health, even robust health. At 81, I still swim a mile a day. But my luck has run out — a few weeks ago I learned that I have multiple metastases in the liver.”

En la raza humana hay gente excepcional, por su capacidad para enfrentar el misterio, y de él, el conocimiento.

Oliver es uno de ellos, en mi humilde opinión (Puedo estar equivocado).

Soy un don nadie, y mi modesto homenaje dudo que ni le llegue.

Pero en este humilde Blog (No patrocinado por nadie, no asociado a nada), de un hombre que lleva mas de 30 años viendo mucha vanidad en la ciencia (“la hoguera de las vanidades”, también existe aquí), le rindo homenaje.

Sus afirmaciones:

On the contrary, I am a man of vehement disposition, with violent enthusiasms, and extreme immoderation in all my passions.”

“On the contrary, I feel intensely alive, and I want and hope in the time that remains to deepen my friendships, to say farewell to those I love, to write more, to travel if I have the strength, to achieve new levels of understanding and insight.”

“There will be no one like us when we are gone”

“They leave holes that cannot be filled, for it is the fate — the genetic and neural fate — of every human being to be a unique individual, to find his own path, to live his own life, to die his own death.”

“I have loved and been loved; “

“Above all, I have been a sentient being, a thinking animal, on this beautiful planet, and that in itself has been an enormous privilege and adventure”

Exactamente eso es lo que tantas veces he sentido.

Un paraíso de planeta como el que tenemos, con una estrella preciosa para nosotros (La mayoría son enanas rojas, mucho menos potentes).

Aún en la mitad de su vida (Le quedan otros 5.000 millones de años de edad).

Podemos comprender al universo !!!casi nada ¡¡¡.

Tenemos energía y recursos inmensos.

Y Belleza.

¿Y?.

La humanidad, hoy, sigue dominada por los roles del mal, los traidos de la epoca de las manadas animales.

La masa ‘busca lideres‘, no razona.

Los ‘lideres‘ les engañan gobierno a gobierno.

Generación a generación.

Imperio a Imperio.

Les roban (Vease hace unos años a Chipre, por no hablar de las inmensas deudas soberanas que JAMAS se han sometido a consulta democrática, y eso tambien en U.S.A., pueblo esclavo que ni de su moneda es dueño).

Y las ‘elites‘, usan la ciencia, esta maravillosa capacidad que el puro azar nos ha dado (Einstein creo que dijo lo de que lo mas incompresble del universo, es que es comprensible, ¡cierto!), para aumentar hasta el infinito el dominio de los egos de las elites, sobre las masas.

Oliver habla mi lengua.

Yo tambien habré de irme, y solo sentire que en este planeta, seguiran naciendo , creciendo, y ocupando poderes, los Barcenas, los ZP, los Rajoy, los Obama, los ‘Troika’, los Ayatolla, etc, etc, etc…..

Y seguiran naciendo Olivers, que sentiran en su corazón la inmensa dicha de ser, en este bellisimo paraiso cosmico, y durante su niñez, adolescencia, madurez, creeran que la raza humana vale la pena.

Decia alguien que las lagrimas estan hechas de agua y van al mar, pero ¿De que esta hecha la injusticia?.

Me siento afortunado de vivir en un planeta y pertenecer a la misma raza que Oliver.

Gracias.

(Adagio for Strings.

Samuel Osborne Barber (West Chester, Pensilvania, 9 de marzo de 1910 — Nueva York, 23 de enero de 1981)

Anuncios